Medium picture

kamermanbr brian kamerman


almost 7 years ago 2012-08-11

Assassin's Creed III

Grandeza. Eso fue lo que prometieron los chicos de Ubisoft cuando anunciaron que venían trabajando en este juego desde hacía unos tres años y… no mintieron. Si bien el juego no logra causar el gran impacto que generó Assassin’s Creed II, no deja de ser, por lejos, el mejor de la saga. En este repaso te voy a explicar por qué.

Comenzamos el juego en el rol de Haytham Kenway, un misterioso personaje que tendrá una gran participación a lo largo del juego, y quien nos dará una introducción a la historia con un sobre-extendido tutorial que nos presentará las novedades de la nueva entrega. Seguido a esta secuencia, controlaremos al verdadero protagonista, Connor, cuando aún era un niño, y aprenderemos todavía más mecánicas nuevas, como la de rastrear sucesos utilizando pistas en el escenario. Al llegar a la etapa adolescente de Connor, conoceremos las plumas (uno de los elementos coleccionables del juego) y cazaremos por primera vez. El sistema de caza añadirá un entretenimiento extra a lo largo de todo el juego, ya que podremos hacerlo de distintas maneras: utilizando cebos y trampas, asesinando sigilosamente con nuestro arco, o atacando sorpresivamente desde algún escondrijo. Al matar un animal, podremos despellejarlo para obtener su piel, y en algunos casos su carne, dientes u otros elementos útiles que podremos vender o utilizar para formar otros objetos. Si nuestra habilidad cazando es lo suficientemente elevada, seguramente nos llegará una invitación para unirnos al club de caza, repleto de misiones en donde encontraremos animales exóticos y de gran valor. Un punto a mencionar es que, como la acción de caza se repetirá cientos de veces, terminaremos hartos de la animación que se muestra al despellejar al animal, que por suerte se puede saltear.

Otra de las novedades que nos presentan durante la adolescencia de Connor, es el nuevo sistema de desplazamiento a través de los árboles. Esta adición está perfectamente incorporada, y nos permite movernos por zonas de bosque a una gran velocidad, con una gran de variedad de opciones. Gracias a este sistema, se puede fácilmente atravesar todo el mapa que, en total, es casi siete veces más grande que el del juego anterior. Podremos trepar tanto por los arboles como por grandes montañas rocosas.

Finalmente, llegaremos a la etapa de adulto, en la cual Connor se volverá un asesino. Como personaje, Connor es vengativo, bipolar, indeciso y fácil de convencer. Todas estas cualidades nos llevarán a odiarlo o amarlo. Además, aunque los desarrolladores hicieron mucho hincapié en que Connor era 100% neutral, la realidad muestra otra cosa. Si bien vamos a cooperar con los británicos o los colonos según nos convenga a nuestra causa, hay una fuerte preferencia por el bando de la Revolución, ya que Connor defiende el ideal de “libertad”.

Una vez entrados en la historia, nos encontraremos visitando la ciudad de Boston, y posteriormente Nueva York. Ambas tienen un nivel de realismo increíble, al que ya nos tiene acostumbrados Ubisoft, con una representación fiel de la arquitectura y las costumbres de la época. En las ciudades podremos hacer misiones de liberación para luego reclutar nuevos asesinos para nuestra hermandad, que nos ayudarán con distintas habilidades. Estas incluyen algunas muy entretenidas como la emboscada y la infiltración (¡sí, se disfrazan de guardias cuando queramos!). Además dichos reclutas podrán realizar contratos por las distintas colonias en busca de dinero, objetos, y control sobre los templarios. Para poder viajar por la ciudad utilizaremos puntos de viaje rápido, que son desbloqueables metiéndonos en los subterráneos e investigándolos en busca de nuevas salidas.

Durante nuestra aventura nos cruzaremos con eventos importantes de la revolución americana, como el motín del té, además de algunas figuras conocidas como George Washington o Benjamín Franklin. Franklin servirá de introducción para el segundo tipo de coleccionable: Las hojas del Almanaque, que se encuentran perdidas por toda la ciudad y debemos recuperarlas. Otro “coleccionable”, si se lo quiere llamar de alguna manera, son los Fuertes desparramados por todo el mapa. En cada uno de ellos debemos matar a su general e izar la bandera de los Estados Unidos, para poder reducir el control templario y mejorar los precios en una zona especifica.

La Villa de Assassin’s Creed II fue remplazada por la Hacienda, nuestro propio poblado al que se irán sumando ciudadanos, como Cazadores, Herreros, Leñadores, entre otros. Estos le darán una sensación de realismo increíble a la zona, llenándola de sub-rutinas a lo largo del día que ademas, si las vemos en el momento justo, podremos añadir entradas a la enciclopedia del hombre corriente (algo así como otro coleccionable más). Aquí veremos nuestros trajes y armas, que son demasiadas por cierto, incluyendo los dardos de cuerda, que nos permiten dejar colgando a nuestros enemigos de los árboles. En la Hacienda también podremos hacer misiones especiales para ir mejorando cada una de las casas y comercios de los pobladores, para luego poder crear distintos elementos por medio del nuevo sistema de crafteo. Este sistema no sirve de mucho más que para rellenar nuestro inventario de balas y cebos, o para construir algún que otro invento de Franklin. En teoría también sirve para construir y vender artículos, pero, entre el tiempo que tardan en venderse, la relación costo/ganancia, y el riesgo de sufrir ataques en nuestras caravanas… es prácticamente inútil.

En términos generales, se aumentó un poco más la dificultad del juego. Si bien hay un nuevo sistema de pelea que hace las cosas más sencillas, utilizando un botón para contraatacar y eligiendo un tipo de contraataque, las peleas ahora requerirán mucha más atención de nuestra parte. Los enemigos son más inteligentes y variados, pueden generar líneas de fuego para acribillarnos con sus mosquetes, o defenderse de nuestros ataques, lo que nos obligará a pensar cada uno de nuestros movimientos. Sin embargo este nuevo combate es satisfacción pura, cada muerte se siente como una película, y ni hablar cuando empezamos a encadenar combos o a hacer un asesinato múltiple (una mini escena animada donde Connor muestra sus habilidades)

También se nota el cambio de dificultad a la hora de intentar hacer misiones al 100%, ya que las restricciones ya no son una sola, sino que en algunos casos nos puede pedir hasta tres o cuatro acciones específicas para lograr sincronizar la misión al máximo.
Con la llegada del nuevo motor gráfico AnvilNext, vamos a disfrutar de escenarios muy ricos en detalles, y plagados de personajes, llegando a tener cientos de NPCs en pantalla al mismo tiempo. Aunque claro, con el estreno del flamante motor, vienen los problemas. Como es el primer juego en utilizarlo, se nota que no tuvo todo el testing necesario, y resultó en tiempos de cargas demasiado largos y plagado de bugs. Si bien en Internet van a encontrar muchas imágenes y vídeos al respecto, por suerte mientras yo jugaba para hacer la review la mayoría de los bugs no pasaba de ser algún que otro error de clipping o NPCs caminando contra una pared. Sin embargo, hubo un bug muy groso que vale la pena mencionar. Mientras estaba en medio de una típica animación en la que nuestro personaje habla con otro, de la nada un soldado británico comenzó a atacarme y, como era una animación, yo no podía moverme ni defenderme, por lo que termine siendo asesinado y debiendo realizar toda la misión desde cero. Para colmo, tuve que clavarme la estúpida animación otra vez. Otro de los bugs mas molesto es lo idiotas que son los caballos, saltarán rocas gigantes cuando no queramos hacer eso, dejándonos encerrados y teniendo que seguir a pie, pero sin embargo no saltarán ramitas del tamaño de una rana… obligándonos también a seguir a pie… Malditos.

La última y más importante novedad que nos trae Assassin’s Creed 3, es la de las batallas navales. La mayor parte de éstas son misiones secundarias, que no podremos dejar de lado, ya que son una de las actividades más pulidas en todo el juego. Son variadas, con distintos objetivos, y super épicas, llevándonos a momentos de gameplay muy excitantes. Para manejar el barco no hace falta gran habilidad, ya que es tan simple como utilizar un botón para dar la orden de frenado, media velocidad, y toda velocidad. Con otros dos comandos utilizaremos los cañones principales, que disparan por los costados del barco, y los cañones secundarios, que apuntan a un lugar específico pero con mucha menos potencia. Las batallas marítimas son un agregado excelente que nos dan la sensación de tener un juego dedicado exclusivamente a los barcos, y sin embargo es sólo “una actividad más” para hacer en este juego bestial.

Cada una de las misiones nos deja más enganchados con la historia, y aunque algunas sean bastante repetitivas, la gigantesca variedad. Además, todas desarrollan sub-historias de gran interés para los que disfrutan del trasfondo y nos dejan ese gustito a “satisfacción” que tanto nos regala Assassin’s Creed. Respecto a la historia principal, está plagada de sorpresas que, en muchos casos, nos dejarán perplejos. Pero no estoy sólo hablando de la de Connor, sino que ahora Desmond también tiene un papel protagónico importante que tendremos que jugar en la época actual. Si son grandes fanáticos de la saga como yo, puede que se sientan un poco defraudados por la última parte de nuestra aventura con Connor, que viene simplemente demasiado rápido y carece de acción. Sin embargo, cuanto más se acerca la historia de Desmond al final, más intrigante se va poniendo el juego. Las cinemáticas que presenta son excelentes, y nos dejarán retumbando la cabeza. Eso sí, si sos de los que odiás ver laaaaargas escenas con puro diálogo, vas a sufrir un rato. Pero si disfrutás de un guión bien escrito… ¡no te saltees los créditos! Consejo de amigo.

Lo copado:

Las ciudades se sienten vivas
Infinidad de cosas para hacer
Las cinemáticas
El sistema de combate
Las batallas navales
Lo pedorro:

Tonelada de bugs
Final corto y abrupto
Sistemas interesantes, pero que faltan pulir e implementar mejor junto con el resto del juego (Crafting, Caza, etc)
Trajes y contenido adicional imposible de desbloquear, exclusivos para distintas tiendas americanas
Resumiendo: Assassin’s Creed 3 nos ofrece el juego más grande y completo de la saga, y permítanme darles un consejo: acepten la oferta.
Si bien esta entrega es la más mediática, repleta de cosas que a algunos les gustan y a otros no, es indiscutible lo divertida y emocionante que es. Disfrutarán mucho de las batallas navales, y especialmente de las cinemáticas, tanto de la campaña, como las del modo multijugador. El apartado gráfico es, como siempre, excelente, y esta vez da unos pasos más adelante gracias a AnvilNext. Assassin’s Creed 3 es otra magnífica joyita de Ubisoft, y si son fanáticos de la saga, definitivamente les va a volar la cabeza.
Review en base a la versión de PS3

http://gameshock.vg/plataformas/pc/review-assassins-creed-3/

9.0 9.0 10
Overall
9.0 Gameplay
8.0 Story
9.5 Music
9.0 Graphics

0 of users found this review helpful.


Outras críticas do mesmo autor:

Keep reading → Collapse ←
Loading...